5 cosas que aprendí mientras usaba ropa de mujer

A pesar de ser un tema tabú, siempre lo he hablado de forma abierta en entrevistas de TV, en mis talleres e incluso he elaborado post para distintos medios sobre este tema “La ropa no tiene género” y yo soy el vivo ejemplo de esto; constantemente les “confieso” en mis redes que el 90% de mi guardarropa está compuesto por piezas que según el mercado va dirigido a un público femenino, pero… ¿Si me gusta que hago? ¿Cambió mi sexo en la cédula? Simplemente me lo compro y me lo pongo, ha sido un proceso interesante, no recuerdo cuando o como empecé pero lo que sí les puedo decir es que llevar zapatos, pantalones, camisas y blazers de “mujer” ¿adivinen como se siente? Exactamente igual que las demás piezas de indumentarias  ¿Entienden?  Es como cuando eres de baja estatura y compras tus jeans en el área de niños ¿eso te devuelve a tu niñez? No creo, durante estos años teniendo esta libertad de elección mucho he aprendido y de mi experiencia hoy les dejo 5 cosas que aprendí mientras usaba ropa para chicas: